Guía práctica para ayudar a personas extraviadas en montaña y a sus familiares

Guía práctica para ayudar a personas extraviadas en montaña y a sus familiares

 

Cuando alguno de nuestros amigos se retrasa, extravía o accidenta en la montaña, se afecta la familia, sus seres queridos, y también la comunidad. Por ello, es comprensible que surjan entusiastas iniciativas por ir a ayudar. Sin embargo, es importante recordar que transitar por montaña implica riesgos. Y cuando el “voluntariado” es informal, no organizado y ajeno a las instrucciones de las autoridades…a pesar de la buena voluntad para ayudar, se pueden llegar a complicar, aún más las cosas. Generando descoordinaciones e incluso un segundo accidente. Demasiados voluntarios en terreno, si no es en forma organizada, no será beneficioso; sobre todo en zonas de montaña, difícil acceso y riesgo.

 

Como comunidad de montaña, lo mejor que podemos hacer para colaborar con los familiares y seres queridos de nuestros amigos en casos de accidente o extravío, es poner todo de nuestra parte para que las coordinaciones de la emergencia fluyan en forma expedita, eficiente y oportuna.

 

Por eso, si no eres rescatista de un grupo organizado y quieres colaborar en una búsqueda, sugerimos tomar en cuenta las siguientes recomendaciones.

 

ANTES DE IR A UNA BÚSQUEDA

  •  Recopile información oficial y verificada de la actividad, distinguiendo si efectivamente es una red de voluntariado autorizada, o bien, se trata de una iniciativa espontánea, improvisada.
  • Qué alguien sepa dónde estás. Avise a Carabineros de Chile, al Cuerpo de Socorro Andino de Chile, a los Guarparques del lugar, a un familiar o persona cercana a usted. Siempre alguien debe saber dónde usted va, por cuál ruta, con quién va y cuándo regresan.
  • Opere solamente dentro del marco de un sistema autorizado.
  • No vaya solo. Toda ayuda deber ser canalizada por grupos organizados y de acuerdo a la coordinación central de la emergencia.
  • Si no tiene experiencia, formación y equipo especializado para transitar por montaña, sugerimos que no vaya. Si su experiencia es básica, vaya solamente si es con instrucción y en compañía de especialistas.

 

EN TERRENO

  • Mantenga la calma.
  • Mantenga un comportamiento cauteloso y disciplinado.
  • Siga las instrucciones de las autoridades.
  • Si tiene dudas sobre las instrucciones, pregunte.
  • Lleve el equipo mínimo requerido por la organización, con un mínimo aceptable de calzado, ropa, comida y agua.
  • Mantenga alguna vía, sistema, equipo, o canal de comunicación permanente con el campamento base, punto central de la emergencia, o zona urbana.
  • Colabore con los rescatistas en terreno y manténgase siempre dentro del rol que le ha sido designado. En estas situaciones, no hay protagonistas; el rescate en montaña es siempre un trabajo en equipo.
  • Si se encuentra con perros de búsqueda, por favor, no los alimente, y no los toque. No son mascotas, son perros de trabajo entrenados y deben ser operados exclusivamente por sus guías. Colabore con los rescatistas.
  • Si es asignado a un grupo, permanezca en ese grupo.
  • Siga al líder asignado para su equipo, respetando y validando el rol del líder dentro del Sistema Comando de Incidentes.
  • Para prestar Primeros Auxilios, siga protocolos y recomendaciones específicas de actuar para este tipo de escenarios. Recomendamos WFR (Wilderness First Responder) y WAFA (Wilderness Advanced First Aid).
  • No tome fotografías de quienes están trabajando, mucho menos de los afectados, y no distribuya fotografías, ni entre personas de confianza suya, ni en redes sociales como Facebook, Instagram y otras.

Para buscar:

  • Transite exclusivamente por zonas autorizadas procurando intervenir lo menos posible en el terreno, ya que puede afectar la posibilidad de detectar huellas e indicios útiles para dar con el paradero de la persona extraviada.
  • Evite hablar. Enfóquese en la búsqueda y observe el entorno de una manera detallada y sistemática: arriba, abajo, cerca, lejos, a mediana distancia y todo alrededor.
  • Observe lugares poco frecuentes: vea a través de los matorrales, detrás de las piedras. Observe cuidadosamente, más allá del sendero habitual por donde transita el visitante.

Cuide de sí mismo:

  • Siempre recordar que subir a la montaña a una búsqueda o rescate, es muy distinto a realizar una actividad recreativa o deportiva. Es posible que usted se encuentre con situaciones críticas o estresantes. Por lo tanto:  sea prudente, cuide de sí mismo, no exceda sus límites, planifique los tiempos de trabajo y de descanso. Planifique y organice su alimentación, hidratación, ritmos de caminata y horas de luz con las que cuenta para trabajar, calculando un regreso a paso confortable y con luz de día. Resguárdese del excesivo frío y excesivo calor.
  • No realice actividades que superen su capacidad física, técnica y equipo disponible para el tipo de actividad que está realizando.
  • No realice ninguna acción que lo pueda poner en peligro, a usted, o a quienes lo acompañan.
  • Si se siente inseguro, inconfortable, o siente que algo supera sus capacidades, informe inmediatamente al líder. Eso no tiene nada de malo.
  • Tome todas las medidas de prevención habituales para transitar en montaña y zonas remotas. Para ello recomendamos metodología 3 x 3 descrita en el siguiente enlace: http://www.csme.cl/prepara-tu-salida/
  • Cuidado con la conducción de vehículos. Ya sea cuando se dirige al lugar (por las ansias de llegar) como al regreso (ya que vienen cansados); prevenga accidentes de trayecto.

 

UN AMIGO ME DIJO QUE…

Respecto a la información que transita cuando ocurren estas situaciones:

  • Tome en cuenta, exclusivamente, información oficial y verificada.
  • Ayudemos a controlar el rumor y especulaciones.
  • Sea prudente y respetuoso con los comentarios en redes sociales como Facebook, Twitter y otras. Procuremos mantener la calma, no alarmar a la población y resguardar la confidencialidad y dignidad de los afectados.
  • Evite comentarios pesimistas, es importante mantener la esperanza.
  • No diga comentarios morbosos.
  • No haga bromas con el hecho.
  • Si existe la necesidad de comunicar una mala noticia – antes de actuar por sí mismo – informe a las autoridades y obedezca las directrices que las autoridades  entreguen para abordar dicha situación, con los afectados.

 

FAMILIARES Y PERSONAS CERCANAS A LOS ACCIDENTADOS

El contacto con familiares y seres queridos de accidentados o extraviados es un ámbito de suma relevancia en operaciones de búsqueda y rescate en montaña. Es una labor delicada que,  al igual que otras áreas de la operación, debe ser planificada y llevada a cabo por las personas asignadas en los equipos para ello. Tanto así, que en un Sistema Comando de Incidentes existen roles y funciones específicas para el desempeño de este tipo de labores. Por lo tanto, lo primero que debe tener en cuenta en esta materia, es la actuación en línea a la coordinación central de la emergencia.

De todas maneras, si se llega a dar el caso, este tipo de comunicación debe ser encausada siempre hacia el bien estar de los afectados.

Una técnica ampliamente utilizada para ayudar a las personas a afrontar las consecuencias inmediatas de un incidente crítico o de alta complejidad son los Primeros Auxilios Psicológicos.  Al respecto, algunas recomendaciones que ofrece la National Child Traumatic Stress Network y Nacional Center for PTSD, USA, son las siguientes:

  • Modele con su ejemplo respuestas saludables.
  • Mantenga una presencia calmada.
  • Hable lentamente, en términos concretos y simples.
  • No utilice siglas o jergas.
  • Tenga paciencia.
  • Muéstrese cortés, organizado y servicial.
  • Mantenga la confidencialidad apropiadamente.
  • Manténgase visible y disponible.
  • No interprete todas las reacciones como patológicas. La mayoría de las reacciones son comprensibles y esperadas dada la experiencia por la que han atravesado los afectados.
  • Recuerde que la meta es reducir el estrés, asistir con las necesidades del momento y promover el funcionamiento adaptativo. Y no tratar de obtener detalles de pérdidas o experiencias traumáticas.

 

Al tratar con las personas afectadas:

  • Preséntese a sí mismo.
  • Primero, observe en forma cortés, sin ser intrusivo. Luego, haga preguntas simples y respetuosas para determinar cómo puede ayudar; estableciendo contacto sólo después de haber determinado que el contacto no sea intrusivo o perjudicial o cause alguna interrupción.
  • Esté preparado para que los afectados lo eviten o se excedan en su necesidad de establecer contacto.
  • Si los afectados quieren hablar, esté preparado para escuchar. Cuando esté escuchando, ponga toda su atención en lo que le quieren contar y en cómo puede ayudarles.
  • Pregunte sobre necesidades inmediatas.
  • No pida que le “recuenten” los detalles de lo que sucedió.
  • Reconozca las características positivas de aquello que los afectados han hecho para mantenerse seguros.
  • Provea ayuda práctica para tratar necesidades y preocupaciones inmediatas (comida, agua, cobijas).
  • Garantice la seguridad física inmediata.
  • Derive cuando se necesite ayuda especializada.
  • Póngalos en contacto con servicios disponibles.
  • Preste atención a sus propias emociones y reacciones físicas y tómese el tiempo de cuidar de sí mismo.

 

¿Está interesado en conocer más sobre estos temas? En el siguiente enlace, podrá encontrar disponible al público el Manual “Primera Ayuda Psicológica, Guía para Trabajadores de Campo” de la Organización Mundial de la Salud (OMS) http://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/44837/9789243548203_spa.pdf;jsessionid=9F7B1219AEA2D96ABD7FE4DF4C356036?sequence=1

 

UN AMIGO ESTÁ ACCIDENTADO O EXTRAVIADO EN LA MONTAÑA ¿QUÉ HACER?

Llame por teléfono a Carabineros de Chile 133 o al Cuerpo de Socorro Andino de Chile (CSA) 56226994764 y recibirá la orientación necesaria sobre los próximos pasos a seguir. Mantenga la calma, y entregue información lo más completa y clara posible acerca de lo ocurrido, lo cual facilitará el inicio y coordinación de las acciones de ayuda.

Existe una Fundación en Chile que presta ayuda a familiares de personas desaparecidas, llamada Fundación Kurt Martinson. Sus datos los puede encontrar en el sitio www. kurtmartinson.org. Ellos cuentan con un “Manual para las familias que denuncian una Presunta Desgracia” descargable desde el siguiente enlace: https://kurtmartinson.org/2017/12/20/manual-para-las-familias-que-denuncian-una-presunta-desgracia/

 

Apoyémonos entre compañeros de montaña; sobre todo, en estas situaciones difíciles. No te expongas; no expongas a los amigos de tu Club de Montaña, a tu cordada, ni a ninguna otra persona. Cuidémonos entre todos.  No queremos  lamentar un segundo accidente.

 

Referencias:
Fundación Kurt Martinson (2017). Manual para las Familias que denuncian una Presunta Desgracia. Santiago.
National Child Traumatic Stress Network y Nacional Center (2006). Primeros Auxilios Psicológicos, Guía de Operaciones Prácticas. 2da edición.
Organización Mundial de la Salud, War Trauma Foundation y Visión Mundial Internacional (2012). Primera ayuda psicológica: Guía para trabajadores de campo. OMS: Ginebra.

 

Nota técnica colaboración de:
  • Sandra Arias Orellana, psicólogo, Magíster en Psicología. ONG Comisión de Seguridad en Montaña y Escalada (CSME – Chile).
  • Unidad de Protección Psicosocial para Rescatistas (UPRO) del Cuerpo de Socorro Andino de Chile.